Paseando por la Sierra de Irta: un paraíso entre el mar y la montaña

12/03/2020
Blog

Situada al norte de la provincia de Castellón, la Sierra de Irta y su Parque Natural ocupan una extensión cercana a las 8.000 hectáreas. Se trata, prácticamente en su totalidad, de un terreno agreste, inalterado por la acción del hombre y en el que las abruptas laderas se combinan con pequeñas calas formadas en el suave descenso de las montañas o en la caída de los acantilados.

De hecho, uno de los grandes atractivos de la Sierra de Irta son precisamente sus playas, muchas de ellas vírgenes y recónditas, reservadas a los viajeros más exigentes.

 

Playas de la Sierra de Irta

A pesar de su extensión, el Parque Natural y Reserva Marina de la Sierra de Irta (esa es su denominación oficial) apenas tiene 13 kilómetros de costa. Eso sí, esos kilómetros permanecen casi en toda su extensión intactos, protegidos por su propio entorno de los estragos de la destrucción humana, lo que aumenta su atractivo.

El enclave es perfecto para pasear y relajarse “lejos” de las zonas masificadas del litoral valenciano. Sus playas son únicas, con personalidad propia, aunque todas ofrecen aguas limpias y claras y espectaculares vistas del mar Mediterráneo.

La más famosa por su belleza es la Playa de Irta, flanqueada por una frondosa zona boscosa. A pesar de su encanto y de poseer elementos paradisíacos como palmeras, zonas de arena blanca y aguas cristalinas, esta playa suele estar poco concurrida incluso en épocas estivales.

Otra de las playas de la Sierra de Irta que merece nuestra atención es la del Pebret, de valor ecológico indiscutible: allí puedes visitar la Duna del Pebret, una de las pocas dunas que todavía quedan en el litoral castellonense. La cala es tranquila, perfecta para pasar una jornada en familia y con niños.

La Cala Mundina (próxima a Alcossebre), la Cala Serradal (famosa por su suelo rocoso y rodeada de plantas mediterráneas como carrascas, hinojo o tomillo), la Cala Ribamar (donde se funden costa y sierra) o la Cala Basseta (la más cercana al Cabo de Irta) son otros de los tesoros de la Sierra de Irta.

 

Senderismo y bicicleta: rutas cercanas

Además de sus playas, la Sierra de Irta ofrece otros muchos atractivos. Es perfecta para excursionistas y amantes del senderismo o del ciclismo, quienes pueden hacer rutas para disfrutar del Mediterráneo más genuino. La zona también alberga vestigios culturales como la Torre de Badum, una torre vigía datada en el siglo XVI. Otro de sus atractivos es el Faro de Irta, construcción más reciente y cuya blancura contrasta con el verde que envuelve el entorno cercano.

Algunas de las rutas en la zona y que te proponemos son (todas tienen dificultad media-baja):

  • Itinerario circular a pie Mas del Senyor, Clot de Maig, Dunas del Pebret y Torre Badum (aprox. 14 Km.)

  • Itinerario circular a pie Faro d’Irta, Cala Cubanita, Font de la Parra (aprox. 13 Km.)

  • Itinerario circular a pie Castillo de Pulpis-Barranco del Boixa (aprox. 7 Km).

  • Itinerario en bicicleta Ruta del Cranc (aprox. 13 Km.)

 

Conoce un entorno único

La Sierra de Irta está custodiada por las localidades de Peñíscola y Alcossebre por el mar y por Alcalá de Xivert y Santa Magdalena de Pulpis por el interior. Además, se ubica cerca del Bajo Maestrazgo, zona montañosa cuya gastronomía te enamorará y que bien merece una excursión. Otro lugar destacado cerca de este Parque Natural son las Islas Columbretes.

Si decides visitar este paraíso de la Comunidad Valenciana podrás conocer, además, algunos de los castillos más bellos de Castellón (Alcalá de Xivert y Santa Magdalena de Pulpis, pertenecientes a la Orden del Temple) o visitar la imponente fortaleza-castillo del Papa Luna de Peñíscola.

Las ermitas de Santa Lucía y San Antonio Abad, ambas del siglo XVI, completan el patrimonio cultural y arquitectónico de la Sierra de Irta.

 

Campings cerca de la Sierra de Irta:

 

Nuestros campings están abiertos durante todo el año. Entra en nuestra web y descubre un gran listado de alojamientos con actividades y animación, ubicados en entornos únicos, cerca de la playa o en plena montaña.

Seas el tipo de viajero que seas, te esperamos.