Pueblos de la Comunidad Valenciana para una escapada “con encanto”

07/10/2020
Blog

¿Qué te ofrece nuestra región en esta estación del año?

  • Un rico patrimonio cultural

La Comunidad Valenciana, situada a orillas del Mediterráneo, posee un legado de gran valor histórico y artístico que refleja la diversidad cultural que estas tierras han albergado durante siglos: nuestra región hay 1.500 Bienes de Interés Cultural, 11 declaraciones UNESCO de Patrimonio de la Humanidad y 32 conjuntos histórico-artísticos reconocidos por el Ministerio, además de fiestas de interés turístico internacional o nacional.

 

  • Experiencias de turismo activo

Los paisajes de la Comunidad Valenciana son auténticos monumentos naturales. Sus diferentes parques y espacios naturales protegidos nos brindan la oportunidad de conectar con la naturaleza a través de actividades al aire libre como el senderismo, el cicloturismo, el birdwatching o la escalada.

 

  • Playas

Las playas no solo para el verano. El clima de nuestra región, templado y con más de 2.500 horas de luz al año, permite disfrutar de las playas valencianas en cualquier estación, tanto para baños como para pasear, hacer deporte u observar el atardecer.

Como curiosidad, decir que la costa de la Comunidad Valenciana tiene más de 500 Km de extensión y que cuenta con un gran número de playas con bandera azul, lo que la convierte en la comunidad autónoma con mayor número de distintivos por kilómetro cuadrado del país.

 

  • Pueblos con encanto

El interior de la Comunidad Valenciana no deja indiferente a nadie. Aquí encontrarás pueblos llenos de encanto que harán disfrutar todos tus sentidos: podrás respirar aire fresco, deleitarte con la arquitectura recorriendo sus calles o degustar su rica gastronomía, donde se incluyen platos típicos, dulces artesanos o vinos y aceites con Denominación de Origen.

 

7 Pueblos de la Comunidad Valenciana perfectos para una escapada

 

  • Morella

Según la tradición, Jaime I dijo que de ella que “es un lugar digno de reyes”. Y es que Morella es, sin duda, uno de los pueblos más bonitos de la provincia de Castellón.

Encaramada en lo alto de un cerro y coronada por un castillo, en esta población todavía se respira el medievo: sus murallas tienen un perímetro de más 2 kilómetros y una altura de 10 a 15 metros, y en su interior se conservan multitud de casas solariegas y pequeñas iglesias góticas y románicas.

Sin embargo, para obtener las vistas más bonitas de Morella, tendrás que observarla iluminada, de noche y desde la distancia, concretamente desde los miradores situados en la carretera CV-12 (dirección a Ares) y desde el acueducto.

 

  • Peñíscola

Peñíscola es uno de los pueblos más pintorescos de la Comunidad Valenciana.

Su casco histórico se eleva sobre una península rocosa unida a tierra por un istmo de arena. Según las crónicas, hace siglos, al subir la marea daba la sensación de la  ciudad era en realidad una isla, lo que jugaba a su favor para su defensa.

La historia de Peñíscola está muy unida a una antigua fortificación musulmana que se convirtió en castillo y que fue el último refugio del Papa Luna. Desde este castillo se accede a la antigua ciudad fortificada, donde destacan las dos entradas al casco antiguo: el Portal Fosc y el Portal de San Pedro.

La iglesia de la Virgen del Socorro, el Santuario de la Mare de Deu d’Ermitana (la patrona de la ciudad) o los jardines del Parque de Artillería son otros lugares que no puedes perderte en tu escapada a Peñíscola.

 

  • Vilafamés

Vilafamés es un pueblo del interior de la provincia de Castellón conocido por albergar La Roca Grossa, una impresionante roca de 2163 toneladas y su 832 metros cúbicos que, según la leyenda, concede deseos cuando la tocas.

Vilafamés fue declarado Bien de Interés Cultural el 22 de abril de 2005 y pertenece a la asociación “Los pueblos más bonitos de España”. Destaca su casco antiguo y el singular trazado de sus calles, que culmina con los restos del castillo de origen musulmán coronando la población.

 

  • Sant Mateu

Sant Mateu es la capital histórica del Maestrat. Este término se utiliza porque, durante siglos, estos territorios, ubicados entre las provincias de Teruel y Castellón, se encontraban bajo la jurisdicción del Gran Maestre de las órdenes militares del Temple, San Juan y Montesa.

Sant Mateu es un lugar lleno de magia. Su historia está ligada a la de los personajes ilustres que habitaron o pasaron por ella en su época de máximo esplendor, entre ellos los caballeros de la Orden de Montesa, el Papa Luna, Guillaume Bélibaste (también conocido como Monseñor de Morella y que fue uno de los últimos cátaros y el último perfecto condenado a la hoguera por la Iglesia Católica) o San Vicente Ferrer.

Un lugar perfecto para perderte entre calles y monumentos llenos de historia.

 

  • Chulilla

Chulilla es uno de los pueblos con más encanto de la provincia de Valencia. La localidad es muy conocida por la riqueza de su patrimonio natural, que la convierten en un punto de encuentro idóneo para amantes del senderismo, la escalada o la naturaleza.

Chulilla también es un buen destino para una escapada con encanto. El pueblo se ubica en la falda de un alto promontorio llamado el Monte del Castillo, y sus calles discurren sobre una ladera vertical. Algunos de los puntos de interés que debes visitar durante tu escapada a Chulilla son el Castillo, la Iglesia de la Virgen de los Ángeles o la Ermita de Santa Bárbara.

 

  • Bocairent

Bocairent, en la Vall d´Albaida, es uno de los pueblos más bonitos de España, y es especialmente conocido por su entramado medieval. Aunque, antes de los cristianos, íberos, romanos y musulmanes también dejaron su huella en la población.

El casco antiguo de Bocairent es una gran paleta de colores ocres entre fachadas y suelos de piedra. Declarado conjunto histórico-artístico, su patrimonio incluye, además del conjunto urbano, la Iglesia de la Virgen de la Asunción, el Monasterio rupestre, las Cuevas de los Moros, el Pozo de Nieve de San Blas, la Ermita de San Juan, la Ermita de la Virgen de Agosto, la Ermita de la Virgen de los Desamparados o la Torre de Mariola.

Ideal para una escapada tranquila y en contacto con la naturaleza.

 

  • Finestrat

Finestrat está situado en la provincia de Alicante, en la comarca de la Marina Baja, y es uno de los enclaves más bellos de la Costa Blanca.

En esta localidad se encuentra la segunda cima más alta de esta provincia, el Puig Campana, también conocido como “la montaña mágica” y que tiene una altitud de 1.410 m.

Una de las peculiaridades de Finestrat es que sus casas, que han respetado la estructura tradicional de época árabe, se han construido mirando al mar y de espaldas a la montaña. De hecho, las casas están colgadas sobre el cerro donde se asienta el núcleo urbano, lo que proporciona una imagen muy característica a su casco histórico.

La Iglesia de Sant Bartomeu, de mediados del siglo XVIII, el recinto fortificado, del siglo XIII, o La Torre, del siglo XII, son algunos de los puntos de interés que debes ver durante tu escapada a Finestrat.

Los campings son destinos seguros para pasar unos días de desconexión solo, en pareja o con familia y amigos.

 

Debido a la situación provocada por el COVID-19, todos nuestros campings han adaptado su normativa, aforo y servicios a la normativa vigente. De esta forma, podrás estar tranquilo y únicamente deberás preocuparte por disfrutar de tu estancia con nosotros.

Entra en nuestra web y descubre un gran listado con todos nuestros campings, ubicados en entornos únicos, cerca de la playa o en plena montaña. Seas el tipo de viajero que seas y sea cual sea el destino de tu próxima escapada ¡te esperamos!